Julio Scherer

–”¿Te quedas?”

–”Tengo que volver a la revista”.

–”¿Solo viniste a enseñarme la portada?”

–”No, hijita. Vine porque quedamos para merendar. Vengo tarde, no me esperes”.

Cuando me preguntaron en España, en la entrevista para hacer el máster de EL PAÍS, quién era mi periodista mexicano favorito, respondí lo mismo que había respondido desde que quise dedicarme a esto: Julio Scherer. El único que había puesto cara a ese poder que institucionaliza que es el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Creo que no debo añadir más. Scherer ha muerto hoy, en un día tan triste para el periodismo, para no robar primeras planas. Temprano (para no estropear algún cierre, quizá). No daba entrevistas. Quizá porque no le gustaba ser la noticia. Porque sabía que los periodistas no éramos los protagonistas. Porque nunca fue un cronista. A él le habría gustado contar lo que ha pasado hoy, que han matado a doce personas, por el trabajo de periodistas. Tal vez por eso se ha ido hoy, justo hoy.

Este precioso texto lo escribió su hija, María, en Letras Libres.

http://www.letraslibres.com/blogs/polifonia/julio-scherer-garcia-mi-padre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s